El secreto de las verduras: sus colores

By admin,

  Filed under: Nutrinotas
  Comments: Comentarios desactivados en El secreto de las verduras: sus colores

El secreto de las verduras: sus colores

Como parte de una dieta saludable, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir más de 400g de verduras y frutas al día para mejorar la salud en general y reducir el riesgo de enfermedades como las cardiopatías y algunos tipos de cáncer.

Razones por las cuales consumirlas:

1. Contribuyen a mantener un peso adecuado al aportar muy pocas calorías

2. Son fuentes de vitaminas y minerales

3. No aportan grasas

4. Son fuentes importantes de agua y fibra

5. Contienen antioxidantes

¿Por qué es importante consumir verduras y frutas de diferentes colores?

El color de las verduras se debe a la presencia de fitoquímicos, sustancias que se hallan en los alimentos de origen vegetal. Actúan como defensa natural en las plantas huéspedes, protegiéndolas de infecciones, de microbios, y otorgándoles el color, el aroma o el sabor, cada uno de los cuales tienen propiedades específicas para la salud:

Rojo

El color rojo de verduras y frutas se debe al licopeno. El licopeno es un pigmento vegetal natural, perteneciente al grupo de los carotenoides. Este carotenoide tiene propiedades antioxidantes, anticancerígenas y antienvejecimiento celular. El licopeno lo encontramos principalmente en os tomates y frutas como sandía, papaya y toronja.

Amarillo

Los pigmentos responsables del color amarillo de verduras y frutas son los flavonoides. Estos tienen propiedades antioxidantes y anticancerígenas, por lo cual son grandes aliado en la prevención de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares. Lo flavonoides los encontramos en pimientos, cebollas y mangos.

Naranja

Las frutas y verduras de color naranja deben su color al α-caroteno y β-caroteno, que pertenecen al grupo de los carotenoides. Entre las verduras las mejores fuentes de α-caroteno y β-caroteno son la zanahoria y la calabaza. Los carotenoides son precursores de la vitamina A , estos tienen capacidad antioxidante, aportan beneficios para la piel, promueven el sistema inmune y previenen enfermedades cardiovasculares.

Verde

Este grupo aporta pocas calorías y tienen un gran valor alimentario por su riqueza en vitaminas (especialmente A, C, el complejo B, E y K), minerales como magnesio y potasio y fibra. El color verde se debe a la presencia de la clorofila. Las verduras de color verde oscuro se caracterizan por ser buen aporte de folatos, que son indispensables para la adecuada función y desarrollo del cerebro. Por ejemplo, la luteína y la zeaxantina de la familia de los carotenoides, que se encuentran en la espinaca y el brócoli entre otros vegetales, tienen propiedades antioxidantes y ayudan a proteger los ojos al mantener la retina en buen estado. Las crucíferas, como el repollo, los repollos de bruselas y el nabo, contienen ciertos fitoquímicos que se han asociado a la reducción del riesgo de tumores cancerígenos

Azul, morado, violeta

Las frutas y verduras de color azul, morado o violeta presentan un alto contenido de antocianinas. Las antocianinas son pigmentos vegetales naturales que pertenecen al grupo de los flavonoides. Arándanos, frambuesas, frutillas, cerezas, uvas, rábanos, cebolla morada, remolacha y repollo morado son fuentes ricas en estos pigmentos naturales que presentan actividad antioxidante, disminuyen el daño oxidativo causado por radicales libres y se relacionan con actividad anticancerígena, antiinflamatoria y antitumoral.

Blanco

Contienen compuestos azufrados, almidones y vitaminas del complejo B. Poseen minerales como potasio, magnesio y por, sobre todo, destaca su efecto anticancerígeno y de estimulación del sistema inmunológico. La alicina presente en ajos, cebollas y cebollines ayudan a bajar el colesterol, presión alta y aumentan la habilidad del organismo para combatir infecciones.

Es importante señalar que todos estos beneficios para la salud sólo tienen efecto cuando se consumen estas sustancias durante un período largo y cuando los síntomas de la enfermedad que ayudan a combatirla todavía no han aparecido. Por otra parte, hay que tener en cuenta que los fitoquímicos previenen enfermedades, pero no las curan por sí solos.

(infoalimentos.org.ar)

https://inta.cl/wp-content/uploads/2018/05/Los-colores-de-la-salud.pdf